La semana pasada centramos el tema del post en las cejas y hoy nos nos vamos a ir muy lejos. Y es que ningunx de nosotrxs acabamos de ver un maquillaje completo sin maquillarlas. Preparando el día «B»; las pestañas.

Las pestañas son, sin duda, uno de los puntos fuertes a la hora de realzar la mirada. Tienen el poder de intensificarla y destacarla, y seguramente por eso, les prestamos más atención que a las cejas. Pero ¿sabemos lo que hay que tener en cuenta para conseguir el resultado que queremos? Empecemos, de menos a más.

Preparando el día B; las pestañas
Foto Estudio Gover

Color

Las pestañas pueden ser de diferentes colores, dependiendo de nuestro color natural de las mismas. Algo básico para que se vean bien es que tengan intensidad de color. Para ello lo más sencillo es utilizar máscara de pestañas, principalmente negra, pero también podemos teñirlas.

Largura y curvatura

Aquí el abanico de posibilidades se va ampliando.

  • Máscaras de pestañas y rizadores: La forma más sencilla de lograrlo es mediante el uso del rizador de pestañas y/o de una máscara de pestañas que cumpla con los objetivos de alargar y/o rizar. Es la más sencilla si, pero también la menos duradera, aunque dependerá de cómo sean nuestras pestañas y de la aplicación. En mi caso, mis pestañas son largas pero nacen rectas, así que hago uso del rizador, pero enseguida vuelven a su ser.
  • Aceites y sérums: Existen unos cuantos en el mercado y sirven, dependiendo del que compremos, para regenerar, engrosar y/o alargar. El problema es, que hay que ser constante y esperar para ver los resultados. Yo estoy usando aceite de ricino, y he notado que las tengo más largas, sobre todo las inferiores.
  • Permanente de pestañas: Esta técnica permite principalmente rizar nuestras pestañas mediante el uso de rulos, y puede durar hasta 3 meses (esto dependerá de el ritmo de caída y crecimiento de nuestras pestañas). En muchos casos también va acompañado de tinte de pestañas.
  • Lifting de pestañas: Es un tratamiento que principalmente alarga nuestras pestañas. Lo que hace es trabajar la pestaña estirándola desde la raíz para aprovechar toda la largura de la misma. ¿Resultado? Unas pestañas más largas y elevadas durante unos dos meses, pero varía en cada persona.
  • Extensiones pelo a pelo (1D): Quizás ahora mismo es la técnica más conocida. La técnica pelo a pelo consiste en adherir una pestaña artificial a una natural para lograr mayor longitud, además de ayudar a la curvatura y también, un poco, a la densidad. Requieren más cuidados que las técnicas anteriores y es necesario ir haciendo rellenos cada dos semanas más o menos, si quieres que te duren durante muchos meses.
Preparando el día B; las pestañas
Foto Unai Novoa

Volumen o densidad

Y si hay algo que nos vuelve locxs, es tener unas pestañas capaces de abanicar! Para ello también contamos con varias opciones.

  • Máscaras de pestañas: En este tema hay que tener paciencia… Ya sabemos lo difícil que es dar con la máscara perfecta, que cumpla todos nuestros deseos. Existen muchas en el mercado, así que es cuestión de paciencia y de ir probando aquellas que prometan dar volumen, incluso algunas contienen fibras para aportar mayor densidad. Personalmente no me suelen gustar, porque este tipo de máscaras hacen que las pestañas queden en grupitos, y soy más fan de las pestañas separaditas.
  • Pestañas postizas: Son una opción perfecta para días puntuales. Existen montones de modelos y tipos (enteras, medias, grupos, individuales, …), lo que tenemos que buscar es el modelo que más nos guste. Se adhieren con una cola especial para pestañas postizas y requiere un poco de práctica y paciencia ponérselas a unx mismx. Para quitarlas basta con tirar de ellas despacito. Existen pegamentos especiales para que duren varios días, pero hay que comprar un producto especial para poder quitarlas sin dañar las naturales. También existen algunos modelos que vienen con el pegamento incorporado e incluso hay modelos que se pegan gracias a unos pequeños imanes!
  • Extensiones 2D, 3D y 5D: En esencia son lo mismo que las pelo a pelo de las que hemos hablado antes, pero en este caso en vez de aplicar una sólo por cada una de nuestras pestañas naturales, se aplican varias, consiguiendo más volumen que con las 1D.

Como podéis ver, al igual que con las cejas, ¡hay un montón de opciones! ¿Alguna que hayáis probado?

Y si os habéis perdido a los otros post de «Preparando el día «B» » aquí tenéis los enlaces: la piel y las cejas.

¡Que tengáis un bonito día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies