El mes de noviembre es quizás el mes en el que la gran mayoría de las novias empiezan a contactar con los diferentes profesionales que les interesan para su día “B”. Es por ello que me gustaría realizar un par de entradas que sirvan de orientación a futuras novias. Me gustaría empezar esta serie de posts hablando de uno de los puntos clave a tener en cuenta; Preparando el día “B”; la piel.

Durante los años que llevo como maquilladora, uno de los temas que más me ha sorprendido y me sigue sorprendiendo es que, por regla general, muchas de nosotras no cuidamos la piel como debiéramos. En un post antiguo ya me centré en este tema, pero he querido volver a hacer incapié en él ya que considero que es clave a la hora de lograr el resultado deseado. 

¿Y cual es ese resultado? Lucir un maquillaje bonito, con una piel resplandeciente y de porcelana. Pero para poder conseguirlo, es necesario cuidar la piel y darle lo que necesita. Sólo así recibiremos nuestra recompensa! Cuanto antes empieces a cuidarte la piel, mejores serán los resultados. 

He aquí algunos consejos;

  • Acude a un profesional que te asesore sobre tu tipo de piel y los cuidados que necesita.
  • En el caso de que tengas algún “problema” en la piel, acude a tu médico y/o dermatólog@.
  • Cuida tu alimentación, bebe agua y haz deporte. Reduce o elimina el consumo de cafeína y alcohol. Haz lo mismo con el tabaco.
  • Crea una rutina y hazte con los productos necesarios para poder realizarla. Eso sí, empieza poco a poco para no agobiarte.
  • Limpia la piel tanto por la mañana como por la noche con un producto adecuado a tus necesidades.
  • Nunca te vayas a la cama sin desmaquillar. Utiliza productos específicos y presta especial atención a los ojos, es fácil dejar restos. Intenta evitar el uso de toallitas desmaquillantes.
  • Usa tónicos que calmen la piel y no la resequen.
  • Hidrata la piel mañana y noche, cuello incluído. Y no te olvides del contorno de ojos.
  • Si utilizas un sérum que sea siempre combinado con una crema hidratante o de tratamiento.
  • Es recomendable acudir a un centro de estética a hacerse aunque sea una limpieza en profundidad. Existen muchos tratamientos estupendos para mejorar la piel, asesórate. Después tu decides si quieres realizarte alguno de ellos. 
  • Exfolia tu piel con productos que no sean agresivos. Presta atención a la nariz y no te olvides de los labios. Con una vez a la semana es suficiente, a no ser que tengas la piel grasa, en tal caso puedes hacerlo 2 o 3. Puedes incluso hacer tus propios exfoliantes.
  • Utiliza mascarillas adecuadas a tus necesidades, incluso puedes alternarlas dependiendo de sus funciones. Utiliza como mucho 2 o 3 a la semana y asegúrate de tenerlas el tiempo recomendado. Al igual que con los exfoliantes, también puedes hacerte tus propias mascarillas.
  • Hidrata los labios en profundidad. 
  • Utiliza protección solar todo el año, la protegerás y ayudarás a combatir las manchas, pero recuerda que la protección solar no dura todo el día y tendrás que volver a aplicarla pasado un tiempo.

Ya sé que es duro, yo misma he tenido que esforzarme hasta convertir en rutina lo que al principio me parecía un suplicio, pero la piel es el órgano más grande del cuerpo y muchas veces nos olvidamos de que hay que cuidarla. 

Así que desde aquí te mando deberes… ¿Serás una alumna aplicada? Cuéntame, cuéntame… 

¡Os deseo un precioso día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies