Da igual el maquillaje que compres, por mucho dinero que gastes, si tu piel no está sana y cuidada nunca conseguirás el acabado que buscas. Pero no te preocupes, todo esto se puede arreglar. ¿Cómo? Empieza por crear tu ritual minimalista.

Una frase muy escuchada por maquilladorxs de todo el mundo es; quiero que mi piel se vea perfecta. Pero algo que no se suele tener en cuenta es que da igual al profesional que acudas o el dinero que inviertas en productos. Si la base – o lo que es lo mismo, la piel – no está cuidada, conseguir ese resultado es prácticamente imposible. Por eso empieza por crear tu ritual minimalista.

Ya he insistido con este tema en varias ocasiones, pero me vas a permitir que lo vuelva a hacer. Porque lo que quiero es que consigas eso que buscas y te sientas fabulosx. Así que después de ver que eso del vídeo no es lo mío, te lo cuento todo en esta presentación.

Espero que desde hoy mismo te pongas manos a la obra para que cada vez que te maquilles logres el resultado de Woh! que buscas. Haz que la inversión realizada en tus productos de maquillaje, merezca la pena. Y si tienes pendiente el realizar esta inversión te dejo este post para que se sirva de ayuda; Guía para comprar maquillaje (I).

Antes de despedirme, te recuerdo que si quieres profundizar un poco en todo esto, tienes la posibilidad de disfrutar las Experiencias WabiSabi de Apropos SelfCare, con las que mi objetivo es que no sólo aprendas a cuidar tu piel, sino que además aprendas también a quererte.

Mientras tanto, te dejo con estos post del blog para que sigas profundizando y aprendiendo sobre los cuidados adecuados para la piel. Y si tienes cualquier duda o pregunta, estaré encantada de atenderte.

Me despido ya, no sin antes mandarte mucha fuerza y ánimo, ¡ya queda un día menos! ¡Un besote!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.