La semana pasada te hablaba en un primer post de «La vuelta al cole. Si, también para tu piel» de cómo tenías que empezar a cuidarla después de estos meses en los que ha estado más expuesta. Espero que hayas sido un(a) alumnx aplicadx y que hayas empezado a «hincar codos» para sacar matrícula de honor. Hoy damos un pasito más y te cuento los ingredientes que tu piel necesita para combatir las manchas tras el verano.

Es un tema que preocupa mucho durante y al acabar esta estación; las aparición de las temidas manchas. Esas nuevas amigas que han aparecido y no quieren abandonarte.

Origen y tipos de manchas

Saber cual es su origen es clave a la hora de tratarlas. Estas pueden aparecer por diversos motivos; por genética (envejecimiento), por motivos hormonales, por medicamentos y por supuesto, por la exposición solar. Hoy quiero centrarme en estas últimas.

Espero que no pienses que las manchas que te han salido este verano son culpa de la exposición de este año, puesto que la mayoría de estas manchas vienen del daño solar sufrido antes de los 25-30 años.

Si dejamos a un lado las manchas que pueden ser malignas, que por supuesto requieren de valoración, tratamiento y seguimiento médico, lo habitual es que aparezcan hiperpigmentaciones benignas como las pecas, el melasma (cloasma en caso de las embarazadas) o hiperpigmentación postinflamatoria (por un granito por ejemplo).

Además también existen otras que aparecen partir de los 40, los léntigos solares o seniles, que son esas manchitas con forma y tamaño aproximado al de una lenteja.

Productos e ingredientes cosméticos

Aunque hay más opciones que pueden ayudar, me he centrado en los 5 que están considerados como los más efectivos.

El primer lugar me gustaría hablar de la protección solar. Como ya te expliqué en este post hay que usar protección solar de alto espectro todos los días del año ya que es el mejor producto para prevenir no sólo las manchas, sino el fotoenvejecimiento también. Así que si no lo has hecho ya, no esperes más. No hará desaparezcan las manchitas que ya tienes, pero te ayudará a que estas no vayan a peor y lidiar con las que vengan detrás.

Si hablamos de ingredientes que pueden ayudar con las manchas, hay que empezar por la hidroquinona. Es el ingrediente más eficaz para tratarlas, pero es un medicamento, así que siempre hay que usarlo bajo prescripción y control médico.

El siguiente ingrediente en orden de eficacia es el ácido azelaico. Este ingrediente de uso cosmético presume de que a concentraciones del 20% obtiene unos resultado similares a la hidroquinona al 4%. No sólo es un despigmentante, además es regulador de la grasa, disminuye la producción de sebo, es bacteriostático, regula el recambio celular del folículo, es exfoliante, aporta luminosidad, suaviza la piel y tiene poder antioxidante. Vamos, ¡una maravilla! Se puede aplicar tanto de noche como de día, pero lo mejor es que vayas con cuidado, bien asesoradx y controladx, y comiences a usarlo poco a poco ya que es irritante. Siempre de manera progresiva y deteniendo su uso si notas algo raro.

Después viene el ácido kójico, que también es de uso cosmético. Además de su acción despigmentante, también trata el daño solar, las cicatrices y manchas de la edad. Se usa en concentraciones del 1% al 4% y se puede aplicar 2 veces al día. No es muy irritante pero es conveniente ir poco a poco para evitar efectos secundarios.

manchas de la piel consejos e ingredientes cosméticos. Los ingredientes que tu piel necesita para combatir las manchas tras el verano
fuente

Y por último, llegamos a los reyes de la cosmética, los retinoides. Entre los muchos beneficios de estos ingredientes se encuentra el de mejorar las manchas, por ello lo he querido incluir aquí. Se usan en concentraciones desde el 0.01% al 1%. Dependiendo del retinoide que escojas puede tener mayor o menor eficacia y causar más o menos irritación. Por ello, como con los anteriores, es mejor hacer un uso progresivo e ir aumentando su uso y concentración a medida que la piel lo vaya tolerando.

¿Quieres saber más de este magnífico ingrediente? No me quiero alargar más en este post, así que te prometo que la semana que viene te voy a contar todo sobre los retinoides. Pero antes de terminar…

Unas últimas recomendaciones generales:
  • No experimentes por tu cuenta, mejor acude a un profesional.
  • No te apliques todos a la vez, empieza por uno.
  • Al ser productos irritantes mejor usarlos poco a poco para evitar efectos secundarios no deseados.
  • Utiliza siempre protección solar y renueva las veces que sea necesario.
  • Si estás embarazada o en periodo de lactancia consulta antes de usar cualquier producto cosmético. En muchos casos están contraindicados o no se permite su uso por precaución.
  • Si tienes alguna enfermedad o alteración de la piel mejor acude a tu dermatólogx antes de lanzarte a la aventura.

Si sigues los consejos del post anterior y además incluyes alguno de estos ingredientes, siempre que lo necesites y con cabeza, estarás más cerca de tener una piel sana.

¡Que tengas un feliz fin de semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.