Qué curioso es que nos dejemos llevar siempre por creencias que ni siquiera sabemos si son ciertas, pero que están tan introducidas en nuestra mente, que ni nos planteamos ni siquiera si son verdad o no. Pero se acabó, hoy me centro en 8 mitos entorno a la piel y me convierto en La cazadora de «mitosméticos»; Mitos relacionados con la piel (no puedo evitar reírme la verdad hahaha).

La cazadora de "mitosméticos"; Mitos relacionados con la piel
Mito 1: Existen 4 tipos de piel

Hasta ahora 4 eran los tipos de piel que distinguíamos; la seca, la normal, la mixta y la grasa. Déjame que te diga que hoy en día, con todo lo que sabemos acerca de la piel, se puede decir que podemos dividirlas mejor entre; pieles con tendencia a seca y pieles con tendencia a grasa. Las pieles mixtas no existen (puesto que lo son todas) y las normales, pues como que tampoco.

Todo lo demás son estados y características de la piel, que es en lo que te tienes que fijar para saber cuales son las necesidades reales de tu piel en cada momento. Porque aunque tengas un tipo de piel, depende del momento del año, de la vida y de otros factores, puede ir variando su estado.

Una muy buena forma de saber cual es tu tipo de piel y sus necesidades es la de realizar un ritual minimalista como el que te contaba en este post.

Mito 2: La piel grasa no necesita hidratación y envejece mejor

Tienes que diferenciar entre la grasa y el agua. Las pieles grasas están desequilibradas; tienen un exceso de grasa y por lo tanto una falta de agua (deshidratación). Si le das un plus de hidratación, conseguirás que el estado de la piel se equilibre.

La grasa es uno de los mayores enemigos de la piel. Aumenta el riesgo de acné, rosácea y seborrea. Además agranda el tamaño del poro y sensibiliza la piel debilitando la función barrera, logrando que esta pierda agua y se arrugue más fácilmente. Por ello hay que combatir y controlar el exceso de grasa.

Mito 3: Los poros se pueden cerrar

Quizás este es uno de lo más extendidos y el que más odio malestar provoca. El poro es el término cosmético con el que se denomina al «orificio» del folículo piloso y la glándula de grasa, es decir es por donde sale el sebo y nuestra piel transpira. Dependiendo del tamaño y la actividad de esta glándula tendrá un mayor o menor tamaño. Los poros que tienes son los que tienes, pueden estár más o menos dilatados, pero no puedes hacer nada contra esto. Los poros no son puertas, ni se abren ni se cierran.

Es cierto que se dilatan y contraen dependiendo de factores externos como el frío o el calor. Lo único que puedes hacer es conseguir minimizar su aspecto mediante el uso de productos que los «tapen» o camuflen de manera puntual o realizando una buena limpieza facial. También tengo que decirte que con la edad y el foto envejecimiento se dilatan más, así que la limpieza y prevención son fundamentales.

Mito 4: La piel respira y necesita descansar

Si tienes en la cabeza que la piel respira como si tuviese sus propios micro pulmones, borralo. La piel respira a través de la vascularización que le viene de debajo. Así que no tengas problema por usar productos oclusivos, porque no son malos para la piel. Lo malo es no mantener una limpieza adecuada.

Y tampoco es cierta la afirmación de que la piel necesita descansar, por ejemplo, cuando hablamos de maquillaje. No hace ningún daño el maquillarse a diario, ni la piel necesita un descanso de ello. Lo único que tienes que hacer es desmaquillarte bien antes de realizar tu ritual diario comenzando con la limpieza facial. Como mucho la necesidad de ese descanso es tuya.

Mito 5: Hay productos o ingredientes cosméticos que llegan al torrente sanguíneo

Una de las funciones naturales de la piel es la función barrera. No deja salir ni entrar las «cosas» a la ligera. La cosmética actúa a nivel muy superficial, en el estrato córneo y en la epidermis, y aunque hay algún ingrediente que puede llegar a las capas altas de la dermis, no es lo habitual. Así que no te preocupes porque si es tán difícil el que un producto pueda atravesar las primeras capas de nuestra piel, imagínate lo difícil que es que lleguen al torrente sanguíneo.

Mito 6: En invierno o estando nublado el sol no afecta a la piel o no quema. Las pieles morenas no necesitan protección y los rayos UVA ayudan a crear una base para broncearte mejor en verano.

Una verdad que a mi personalmente me ha llegado al alma es; no hay bronceado sano, cualquier síntoma de piel bronceada ya supone un daño celular. El único bronceado sano es «el de bote».

La cazadora de "mitosméticos"; Mitos relacionados con la piel
Fuente

Todo el año tenemos que hacer uso de protección solar para evitar el fotoenvejecimiento, prevenir las manchas y la posibilidad de desarrollar cáncer de piel. Y esto no nos va a hacer tener déficit de vitamina D, que es uno de lo miedos puedes tener al hacer uso de protección solar siempre.

Mito 7: La vitamina C produce manchas

La vitamina C no es culpable de esta acusación, de hecho ayuda a despigmentar la piel. El problema que tiene es que es fotosensible (a no ser de estar sintetizada), o lo que es lo mismo, que se oxida al sol perdiendo efectividad y manchando la piel y poros. Esto se arregla con una limpieza.

Mito 8: El uso continuado de un producto hace que la piel se acostumbre

La piel no se acostumbra a nada, lo único que puede suceder es que deje de funcionar puesto que las necesidades de tu piel hayan cambiado. Ni tampoco la piel deja de producir sustancias si se las das de manera tópica. Lo que pasa es que con la edad la piel va dejando de producir las mismas cantidades y lo que le demos desde fuera le ayudará.

Confiesa, ¿cuales de los 8 mitos mencionados en el post son verdades para ti? Espero que después de haber leído esto, ¡cambies de opinión!

¡Disfruta del día!

4 comentarios en “La cazadora de «mitosméticos»; Mitos relacionados con la piel”

  1. Si es que hay mil!! Yo me he querido centrar en los más habituales entorno a la piel, pero sobre el maquillaje y desmaquillado hay otros tantos… Labor de concienciación es lo que toca! Un besazo guapa!!!

  2. Buff!! y la de… si utilizo productos «naturales » o minerales mi piel no sé mancha y por lo tanto no necesito ni limpiarla ni desmaquillarla…
    ó la de yo con el jabón de la ducha me desmquillo completa y la piel me queda perfectamente limpia…
    Y la que más me sorprende aunque la escuche una y mil veces: con la bb cream no necesito aplicarle nada más por debajo y como a lo largo del día se me vá pues no tengo que desmaquillarme!!!
    en serio Saray, tenemos que hacer algoooo!!!

  3. Ciertamente no es culpa nuestra únicamente. Muchos de estos mitos provienen de cuando no se sabía tanto acerca de la piel y de la cosmética. Pero es cierto que el marketing y los intereses de las marcas alimentan estos mitos para que sigamos comprando y teniendo necesidades que nos acomplejan y hacen que nos veamos como seres imperfectos. Triste si, pero ahora tenemos el poder del conocimiento para vencerlos!! Sólo te digo que todo lo que nos hemos dejado en algunos cosméticos como pueden ser los anticelulíticos ha servido para nada, puesto que ningún cosmético llega a dónde está la celulitis… Un besote guapa!

  4. Madre mía Sarai!!. Cuantos mitos y efectivamente que equivocados estamos. Pero de quien es la cumpla?. Yo he leído muchos de esos mitos a lo largo de los años en revistas y artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.